jueves, 24 de julio de 2008

El Swift - Historia de un frigorífico centenario

Chimeneas de carne.
Una Historia del Frigorífico Swift de Rosario, 1907-1943.

de Diego P. Roldán, 88 pp.

Índice
Prólogo, por Jorge Morales Aimar
Introducción
Capítulo 1, La industrialización de la carne, de Chicago a Berisso ............................... 19
Capítulo 2, Un camino de expansión. El viaje de Berisso a Rosario .............................. 35
Capitulo 3, Swift, entre Rosario y Villa Gobernador Gálvez ........................................... 53
Capítulo 4, Los rostros de la crisis: instrucciones de economía política ........................ 61

Fragmentos escogidos del capítulo 1
Las técnicas para la industrialización de las carnes fueron establecidas mediante
la administración planificada de los tiempos y los movimientos de los operarios,
y el aprovechamiento de la fuerza inercial de los animales. La primera
estructura dinámica orientada a la organización de la producción industrializada de
carnes emergió en la ciudad de Chicago. La urbe estadounidense albergó al dilatado
barrio de Stocks-Yards, donde las casas Durham, Brown, Jones, Armour, Wilson y
Swift emplearon métodos racionalizadores, en la facturación de carnes. Las dimensiones
de esta producción crecieron hasta alcanzar estándares desconocidos en el pasado.

Hacia 1867, la ciudad de Chicago fue testigo de la instalación de un gran matadero
en los suburbios, su patrocinador fue la firma Armour. El mismo año, Haussmann,
el Prefecto del Sena bajo Napoleón III, ordenó la construcción, en las afueras de
París, de La Villette: el primer mercado nacional y matadero centralizado. A diferencia
de las características modernas del establecimiento francés, al otro lado del océano,
el proceso de administración científica atravesó, paulatinamente, a los mataderos
y las faenas, hasta convertirse, en las primeras décadas del siglo XX, en su elemento
constitutivo.
Las modalidades racionalizadoras del trabajo fueron introducidas en las fábricas
estadounidenses merced a la labor del ingeniero de la Bethelm Works: Frederick
Winslow Taylor. Su libro Principios de administración científica, reseñó los experimentos
y los resultados de sus métodos de “selección científica del trabajador”, desarrollados
al finalizar la década de 1890. Taylor estaba obsesionado con desterrar el
soldiering, práctica consuetudinaria de fábricas y talleres, que consistía en la
autorregulación voluntaria y deliberada del esfuerzo y el ritmo laboral por parte de los
obreros. Taylor consideraba que esas modalidades de trabajo “restringían artificial y
sistemáticamente la producción”, haciendo imposible para la patronal conocer cuál
era el tiempo verdaderamente necesario para el cumplimiento de una tarea u operación
productiva determinada. A tal fin, Taylor se embarcó en un estudio meticuloso de
la producción dentro de la fábrica, procurando suprimir toda porosidad en el trabajo y
definiendo su the one best way to do work, es decir, la única forma correcta de realizar
un trabajo. Taylor midió y cronometró movimientos y tiempos amparándose en el
paradigma científico de la época, que indicaba la existencia de una realidad objetiva
exterior al sujeto, capaz de ser regulada y prevista por un conjunto de leyes abstractas.
Según Taylor, sólo había un modo correcto de efectuar las tareas fabriles, sólo
había un mecanismo adecuado para alcanzar el resultado óptimo: aumentar la productividad.
Taylor elaboró algunos preceptos para obtener una administración racional, y
sobre todo más lucrativa de la fuerza de trabajo. En primer lugar, determinó el aislamiento
de cada trabajador con respecto al grupo mayor de operarios y expropió a los
trabajadores el control del proceso productivo, concediéndoselo a los representantes
de la dirección empresarial. Éstos ordenaban al trabajador las operaciones que debía
realizar, al mismo tiempo, fijaban el nivel de producción que era menester alcanzar en
una determinada unidad de tiempo. Además, Taylor indicó la descomposición intensiva
y sistemática de cada proceso en sus elementos mínimos (elementales), que a la
sazón eran los movimientos cronometrables. También procuró una ampliación del
espectro de las retribuciones salariales, dando a los trabajadores un incentivo material
para compelerlos a elevar su productividad.










1 comentario:

la memoria de nuestro pueblo dijo...

Revista La Memoria de Nuestro Pueblo
Rosario, Argentina.
Año V, Número 46
revistalamemoria@yahoo.com.ar
Sumario:

Los hechos de violencia antisemita de enero de 1919 en la visualización de sus contemporáneos, por Fernando Cesaretti y Florencia Pagni.
Escuela de Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

Los judíos textiles de Villa Lynch y el I. L. Peretz. 1º parte, por Nerina Visacovsky. . Escuela de Historia y Política de la Universidad Nacional de San Martín.

La Democracia y la sombra del Proceso, por Luis Alberto Romero. Departamento de Historia. Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Centro de Estudios de Historia Política de la Universidad Nacional de San Martín.

Los orígenes de la Refinería Argentina, por Jorgelina Bernasani. Escuela de Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

¿"Traidores" o "renovadores"? El primer peronismo sin Perón (1955-58). Última parte, por Raanan Rein. Centro de Estudios Internacionales y Regionales de la Universidad de Tel Aviv, Israel. Miembro de la Academia Nacional de la Historia de Argentina.

La situación de Montoneros entre fines de 1970 y comienzos de 1972. Última parte, por Lucas Lanusse. Doctorado de Historia. Universidad de San Andrés.

La Cuestión social, por Angela M. Tuttolomondo Muncharáz. Escuela de Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

Acerca de la política de relocalización indígena en el área pampeana: el caso de los indios Quilmes (fines del siglo XVIII). 1º parte, por Florencia Carlón. Departamento de Historia. Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Memoraciones:
Rafael Alberti: ”Galope"/"Balada del que nunca fue a Granada"

Le invitamos a escribir con absoluta libertad temática y de opinión. Sugerimos que por razones de espacio y diseño de la revista, el artículo no exceda los 30.000 caracteres, aunque esta no es condición excluyente (si su trabajo es de mayor tamaño, puede ser publicado por entregas).
Cuando lo envíe a revistalamemoria@yahoo.com.ar le solicitamos que también remita en archivo adjunto su foto personal, una dirección de e-mail donde prefiera recibir comentarios de los lectores sobre sus notas, y las referencias académicas y/o laborales (un muy sintético CV personal), todo lo cual constituirá al pie del artículo su data de autor.

Este número se puede consultar y adquirir a valor de cinco pesos el ejemplar (al igual que los números anteriores) en los siguientes lugares:
En la ciudad de Rosario:
Biblioteca " La Memoria de Nuestro Pueblo", Juan Manuel de Rosas 2101. Corpus Editorial y Distribuidora, Suipacha 581.
(teléfono 54 0341 4394978 )
Es material de consulta disponible en las bibliotecas de varias facultades de la Universidad Nacional de Rosario.
En la ciudad de Buenos Aires:
Corpus Editorial y Distribuidora, Tucumán 2120.
(teléfono 54 011 43735128)
Está también disponible para su consulta en Biblioteca Nacional, Biblioteca del Congreso de la Nación , Biblioteca de la U.C.R. y en el Centro de Documentación del Pensamiento de Izquierda en la Argentina (Cedinci).
En el resto del país (y del mundo):
La forma más sencilla y práctica de acceder a la revista es tramitar su envío y compra por correo electrónico a los siguientes mails: ifiscella@corpuslibros.com.ar,
rosario@corpuslibros.com.ar o capital@corpuslibros.com.ar

STAFF:
Daniel A. Zárate (Director y Editor General); Esteban Mestre, Humberto Vial Sotomayor, Fabián Fontanella, Norberto González,(Consejo Editorial); Adriana Natalini, Anabella Arpresella, Fabián Fabre, Emiliano Valentino, Gabriela Chávez, Víctor Marcelo Guirado, Cristobal Maggi, Esteban Langhi, Rodolfo Caminos, Ivo Gabuzzo, Luciano Fernández, Roxana de Luca, Facundo Zárate (Consejo Asesor); Cristián Didier (Prensa y Comunicación); Rubén Crocetti (Departamento Comercial).

La memoria de nuestro pueblo es patrimonio de todos